Opinión y análisis - Fundación alternativas

Turquía, el cambio tendrá que esperar

Recep Tayyip Erdogan llegó al poder con un partido nuevo en 2002, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, Adalet ve Kalkinma Partisi), tras un catastrófico terremoto en Izmit (1999) y en medio de una grave y crónica crisis económica. Como si de justicia poética se tratara, muchos preveían la caída del reis (jefe) ahora en las elecciones de 2023, tras el terremoto con epicentro en Gaziantep (con 50000 víctimas oficiales solo en Turquía) y una larga crisis económica que ha visto disminuir con fuerza el poder adquisitivo de los ciudadanos turcos. Sin embargo, el vuelco esperado no ha ocurrido. Los resultados en las elecciones presidenciales (el domingo 14 de mayo se celebraban a la vez elecciones presidenciales y legislativas) fueron los más ajustados desde 2002 pero es prácticamente imposible que el candidato de la oposición, Kemal Kiliçdaroglu (44,89% de los votos en primera vuelta), pueda derrotar al actual presidente Erdogan (49,50%) en la segunda vuelta que se celebra el 28 de mayo. La segunda vuelta dependerá del voto ultranacionalista, tras el 5,17% obtenido en primera ronda por el candidato presidencial Sinan Ogan, cuyos votos directamente engrosarán los votos de Erdogan, a quien incluso la abstención le bastaría para superar el 50%.

Turquía, el cambio tendrá que esperar

29 MAY 2023

Hazte socio/a de la Fundación

Súmate a nuestra iniciativa por un pensamiento independiente.

Suscríbete a nuestra newsletter

La Fundación Alternativas elabora diferentes newsletter semanales, con información sobre las actividades, publicaciones y novedades de cada uno de los departamentos.

Rellena nuestro formulario para apuntarte a la lista general y recibir toda la información de la Fundación en tu correo, o elegir qué temas te interesan más.

Los campos con * son obligatorios
* Debes autorizar el tratamiento de tus datos personales seleccionando la casilla